jueves, 19 de febrero de 2015

Sufrimiento con Propósito. 2 Corintios 7


VER VÍDEOS.
En este mundo es inevitable tener que soportar sufrimientos. Cada vez que nos proponemos hacer algo nos arriesgamos a tener algún sufrimiento.
Desde un principio por consecuencia del pecado del hombre quedo estipulado por Dios todo trabajo que emprendamos produce sufrimiento. Génesis 3: 17-19 “Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé  diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  3:18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
Hay personas que por todo sufren parece que les gustara sentir dolor. De manera personal lo tienen todo. Una buena familia, un buen trabajo. Etc. No sufren por ellos lo hacen por causa de los demás.
Como es tener un sufrimiento con propósito.
1. El Darle un Propósito a nuestros sufrimientos es una decisión. V 4 “Mucha franqueza tengo con vosotros; mucho me glorío con respecto de vosotros; lleno estoy de consolación; sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones.
2. Admitir que tenemos problemas. V 5 “Porque de cierto, cuando vinimos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores” solo así buscamos ayuda o corregimos los problemas
3. No te aísles. Acepta que Dios nos puede consolar a través de otras personas. V 6-7 “Pero Dios, que consuela a los humildes, nos consoló con la venida de Tito;  7:7 y no sólo con su venida, sino también con la consolación con que él había sido consolado en cuanto a vosotros, haciéndonos saber vuestro gran afecto, vuestro llanto, vuestra solicitud por mí, de manera que me regocijé aún más.” no te ahogues solo en tus problemas cuando tienes una familia o unos buenos amigos.
4. Utilizar el sufrimiento para corregir. V 8-9 “Porque aunque os contristé con la carta, no me pesa, aunque entonces lo lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo, os contristó.  7:9 Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte.” muchas veces los sufrimientos son una señal de que algo anda mal y es necesario  arrepentirnos es decir volver a comenzar.
5. Entender que los sufrimientos con propósito causan prosperidad o vida. V 10 “Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.
El hacer las cosas de manera correcta por lo general casi siempre causa sufrimiento pero es lo mejor. V 11-12 “Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación! En todo os habéis mostrado limpios en el asunto.  7:12 Así que, aunque os escribí, no fue por causa del que cometió el agravio, ni por causa del que lo padeció, sino para que se os hiciese manifiesta nuestra solicitud que tenemos por vosotros delante de Dios.
Sácale provecho al sufrimiento que puedes estar pasando piensa que todo lo que nos sucede es para bien así en ese momento no lo parezca. Romanos 8: 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados
Si quieres ser una persona de éxito tendrás sufrimientos.
1. dejar la pereza. Madrugar más para no siempre llegar tarde a tus compromisos.
2. Economizar dinero para poder ahorrar y cumplir con tu sueño o propósito. Recuerda que hoy en día no se ahorra de lo que sobra porque a casi nadie le sobra el dinero. El verdadero ahorro se genera por el economizar o no gastar de manera innecesaria.
3. Sacrificar algunas actividades que te gustan para poder dedicar ese tiempo a lo que en realidad necesitas para triunfar. ¿Que sacrificar?: juegos, ver televisión, algunos paseos. Etc.
La mejor forma de evitar el sufrimiento innecesario es no preocupándonos. Pre- ocuparse es ocuparse antes de llegar lo que tienes que hacer. Mateo 6: 34 “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.” El no preocuparnos por el día de mañana no significa que debemos vivir resignados y sin ningún tipo de planificación.
Si por algún motivo estas sufriendo búscale a ello un propósito sácale alguna enseñanza de esta forma no sufrirás en vano. Y el sufrimiento que tengas que pasar será más llevadero.