jueves, 23 de abril de 2015

El Arte de Corregir. Gálatas 6.

Muchas personas confunden corregir con estar a la casa de errores o defectos en los demás.
Corregir es mucho más que estar llamando la atención a los demás. Corregir es todo un arte. Corregir es ayudar a los demás a encaminarse por el sendero correcto. Más que solo decir es brindarle nuestro apoyo para re direccionar su rumbo. Todos podemos equivocarnos nadie está exento de no hacerlo.
El arte de corregir es poder guiar a los demás sin causarles daño.
Corregir es mucho más que solo criticar el comportamiento o los actos de otras personas que se han equivocado.
Como practicar el arte de corregir.
1. Estar bajo la dirección de Dios, es decir hacerlo en el espíritu y no en la carne. V 1 a “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales,
2. Hacerlo con mansedumbre. V 1 b “restauradle con espíritu de mansedumbre,” tenemos que hacerlo con humildad, no enseñoreándonos de los demás.
3. Mirando nuestras debilidades. V 1 c “considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.” el saber que nosotros también somos imperfectos nos ayuda a:
3.1. Ser justos con los demás. Esto nos ayuda a no dañarlos o herirlos con nuestras palabras o actos.
3.2. Cuidarnos de no cometer lo mismo. Nunca digas eso no me puede pasar a mí. El que este de pie cuídese de no caer. 1 Corintios 10: 12 “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
3-3. Entender a los demás. Solo cuando entendemos lo que a otros les pasa los podemos ayudar.
4. Estando dispuestos a ayudarles a llevar sus cargas. V 2 “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo” cuando una persona se equivoca más que ser enjuiciada necesita de alguien que le ayude a soportar lo que está viviendo.
5. No creyéndonos los más santos. V 3-4 “Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña, Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro” antes de jugar a otros miremos nuestros actos.
6. Teniendo en cuenta que todo lo que le hagamos a los demás eso m ismo cosecharemos más adelante. V 7-8 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará, Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.” Mateo 7: 12 “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.
7. Corrijamos siempre pensando en hacer el bien. V 9-10 “No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos, Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe” cuando corregimos solo para dañar ya no es corrección a eso se le llama criticar.
8. No hagas las cosas solo para agradar a los demás. V 12 “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe” cuando alguien corrige solo por quedar bien con otros se vuelve injusto.
Antes de corregir a los demás mira tu condición hazlo con humildad, piensa en hacer el bien a los demás y sobre todo déjate guiar por el espíritu santo que es quien nos da sabiduría para hablar de manera correcta.