jueves, 16 de julio de 2015

Vida Cristiana. Colosenses 3.

Ser cristiano es mucho más que tan solo congregarse en algún lugar. Muchas personas creen que su vida cristiana brillara más si se congrega en un templo suntuoso es muy bueno que el templo Hecho de ladrillos sea algo digno de Dios pero la pregunta es…. ¿tú también eres un templo digno de Dios y del Espíritu Santo? o solo eres una pocilga. 1 Corintios 3: 16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?
Tu vida cristiana no la determina el lugar lujoso donde te reúnes, tu vida cristiana la determinas tú a través de tu forma de ser.
Todos los que hemos recibido a Cristo en nuestro corazón podemos hablar de una vida antigua y una vida nueva.
Como podemos lograr una nueva vida.
1. Poniendo nuestra mirada en Jesucristo y no en las cosas del mundo. V 1-2 “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.” poner nuestra mirada en el mundo es preocuparnos más por los problemas o por los triunfos que por Jesucristo.
2. Tomando la decisión de dejar nuestro pasado pecaminoso. V 5 “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;” si nosotros tomamos la decisión de ya no pecar Jesucristo nos ayuda para que lo consigamos.
3. Luchando por tratar de dejar nuestro mal comportamiento. V 8 “Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.” has un ejercicio cada día proponte gritar menos y hablar algo que sea agradable para los demás.
4. Trata de hablar siempre con la verdad. V 9 “No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,” no digas cosas que no necesitas decir. Los seres humanos entre más hablamos más propensos estamos en mentir.
5. Deja que Jesucristo te baya renovando. V 10 “y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,” con el tiempo Dios va remplazando de nosotros las cosas malas por cosas buenas.
6. Trata cada día de parecerte más y más a Cristo. Él siempre debe ser nuestro modelo a seguir. V 12 “Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
7. Soportándonos los unos a los otros. Soportar es ayudar a llevar las cargas de los demás. No te conviertas en carga ayuda a cargar la de los demás. V 13 “soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.
Solo hay tres formas de hacer las cosas para que nos proporcionen paz y nos den una buena convivencia.
1. Has las cosas con amor. Solo el amor nos permite soportar. V 14 “Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.
2. Todo lo que hagas hazlo de corazón como para Jesucristo. V 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” la única forma de hacer las cosas como para Jesucristo es si vemos a Jesucristo en cada uno de las personas que servimos.
3. Ten la seguridad que el que nos da la recompensa es Jesucristo. V 24 “sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Ser cristiano es mucho más que tan solo congregarnos en algún lugar a la espera de un milagro. Ser cristiano es saber que Jesucristo dio su vida para que nosotros tuviéramos salvación y vida eterna. Los milagros vienen por añadidura. Ser cristiano es aceptar que necesitamos un cambio de vida y que el único que lo puede hacer es Jesucristo.