jueves, 6 de agosto de 2015

Ministerio con Excelencia. 1 Tesalonicenses 2.

Resultado de imagen para la excelencia
Jehová es un Dios de excelencia y quiere que nosotros que somos hechos a su imagen y semejanza también lo seamos.
Para Dios alguien que hace tan solo lo que le toca es un inútil. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
Para Dios una persona útil es aquella que siempre está dispuesta a dar más de lo que se le pide. Mateo 5: 41 “y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.
Ser excelente es luchar cada día por ser mejor o hacer las cosas mejor.
Pablo se caracterizaba por hacer su ministerio de la mejor manera a esto se le puede llamar un Ministerio con excelencia.
Como hacer un ministerio con excelencia si se trata de un nivel espiritual y como hacer las cosas con excelencia en toda nuestra vida.
1. Creyendo que nuestro trabajo y esfuerzo no es en vano. V 1 “Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no resultó vana;” cuando alguien piensa que su trabajo no sirve no lo puede hacer bien.
2. Atreviéndose a actuar en medio de la adversidad. V 2 “pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.” el pensar en el facilismo hace que nuestro trabajo no sea el mejor. Siempre prepárate para los obstáculos.
3. No hablando de su propio parecer. V 3 – 4 a “Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño, sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos
4. No hablando para agradar a la gente sino para agradar a Dios. V 4 b “no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.” hoy en día muchos ministros se sienten  obligados a decir mentiras porque mucha gente escoge que es lo que quiere escuchar. 2 Timoteo 4: 3 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,
5. No cambiando la palabra de Dios por palabras halagüeñas. V 5 “Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo;” muchos pastores quieren tener gente contenta que gente trasformada por el poder de la palabra.
6. No buscando el reconocimiento de los demás. V 6 “ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.” esto no quiere decir que no debemos reconocer el esfuerzo que hacen los demás. Lo que significa es que no debemos hacer las cosas solo para que nos vean. Mateo 6: 1 “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.” debemos hacer las cosas como para Dios y no para los hombres. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
7. Viviendo para el ministerio o las personas. V 7-8 “Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos.” cada uno de las ovejas deben ser como nuestros hijos. Debemos cuidar y amar.
8. Teniendo pasión por el trabajo. V 9 “Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.” la pasión hace que no se canse ni se cargue por lo que hace.
9. Actuando de manera recta e irreprensible. V 10 “Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros los creyentes;
10. Actuando como un padre. Con amor pero también con disciplina. V 11 – 12 “así como también sabéis de qué modo, como el padre a sus hijos, exhortábamos y consolábamos a cada uno de vosotros, y os encargábamos que anduvieseis como es digno de Dios, que os llamó a su reino y gloria.
11. Recibiendo la palabra de Dios como lo que es…. ¡Palabra de Dios! V 13 “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.” Si los ministros respetamos la palabra como palabra de Dios los demás también lo harán.
La palabra de Dios no es mágica pero tiene poder para hacer que todo lo que hagamos nos salga bien. Josué 1: 8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
La palabra de Dios es inspirada por él y sirve para corregir nuestra manera de vivir. 2 Timoteo 3: 16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

Si has tomado la decisión de servir a Jesucristo o de seguir sus pasos debes buscar la forma de hacerlo de manera excelente es decir cada día te debes esforzar por hacerlo mejor. Si el mundo exige calidad con mayor razón Dios que es perfecto.