jueves, 4 de febrero de 2016

Ganando La Carrera de la Vida. Hebreos 12.



El Apóstol Pablo compara la vida espiritual con una carrera de atletismo y para nadie es un secreto que nuestra vida secular también es como una gran carrera de atletismo.
En una carrera importante de atletismo solo uno gana pero todos quedan con la satisfacción y el orgullo de haber competido en ella.
La vida espiritual y secular es maravillosa y tan solo saber que estamos  corriendo en ella para nosotros ya debe ser una causa de alegría. 

Ganar en una carrera muy importante del mundo no necesariamente significa llegar de primero. Un verdadero atleta considera que tan solo el estar en ella ya es ganar.
Como Ganar la carrera de la Vida.
1. Busca a alguien que te estimule a correr. V 1 a “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos,” jugar futbol con la gradería vacía no estimula a nadie.
2. Despojémonos de todo peso. V 1 b “despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia,” en el área espiritual todo pecado. Pero como pecado es errar al blanco o equivocarnos entonces despojémonos de todo aquello que nos estorba correr. Miedos, complejos,
3. Teniendo Paciencia. V 1 c “y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,” las maratones por lo general se tienen que correr libres de toda ansiedad. La desesperación es mala consejera por lo general siempre terminamos equivocándonos.
4. Poniendo la mirada en la meta que se quiere alcanzar. V 2 a “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe” En lo espiritual esa meta es Cristo. En lo secular es aquello que anhelas conseguir.
5. Disfrutando el Tiempo de competencia. V 2 b “, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
6. Inspírate en alguien que ya lo haya logrado. V 3 “Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.” En lo espiritual nuestro estimulo es Jesucristo en lo secular como quien quieres ser. En el deporte en los negocios. Etc.
7. Dispuestos a sufrirlo todo. V 4 “Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;” las grandes carreras no se las gana tan solo por desearlas. Las nuevas tendencias de psicología o de superación son quienes enseñan que tan solo debes desear y repetir constantemente lo que quieres lograr. Cristo dice que debes esforzarte y luchar.
8. Ten disciplina. V 5-6 “y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.” no solo la disciplina de castigo o corrección. Debemos ser disciplinados en el sentido de hacer las cosas que tenemos que hacer y en el momento oportuno.
La disciplina es algo que a nadie le gusta a los seres humanos nos agrada andar de manera desorganizada. V 11 “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.
9. Mentalízate para Ganar. 1 Corintios 9: 24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.
La vida es como una gran carrera que es difícil ganar pero no imposible. Y sobre todo el atreverse a correr ya lo hace ganador. Tu puedes conseguir todo lo que te propongas solo tienes que confiar en Jesucristo, nunca dejar de esforzarte y nunca quitar tu mirada de lo que quieres.