miércoles, 23 de marzo de 2016

Viviendo en Cristo. 1 Pedro 1-2.



 VER VIDEO.
Ser cristiano es mucho más que tan solo pertenecer a alguna denominación religiosa. Ser cristiano es entrar a un proceso de transformación en nuestra vida.
Muchas personas entran a la vida cristiana y su único propósito es encontrar una iglesia según ellos que se vean muchos milagros o una iglesia en la cual se sientan bien cómodos.   
La ignorancia los lleva a desconocer que para recibir un milagro lo único que se necesita es tener fe.
Para experimentar milagros no se necesita de un lugar o unas personas especiales lo único que se necesita es tener fe.

Que es Vivir en Cristo.
1. Tener Esperanza. 1: 3 “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos
2. Aceptar que nuestra Fe sea Probada. V 7 “para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,
3. Amar a Cristo más que a los milagros. V 8 “a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;
4. Renunciar a nuestros viejos deseos. V 14 “como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;” 2: 11 “Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,
5. Tomar la decisión de ser santos. 1: 15-16 “sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” ser santo no es ser intachable en todo. Ser santo es ser apartado para Dios y dejar que Jesucristo transforme nuestra vida.
6. Saber que hemos sido rescatados de la inmundicia. Esto nos lleva a ser agradecidos eternamente.   V 18-19 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación
7. Dejar nuestras malas costumbres. 2: 1 “Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones,” Dios no dice que él nos quita las malas costumbres él nos dice que nosotros debemos desecharlas.
8. Sentirnos personas especiales o linaje especial. 2: 9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable
9. Creernos pueblo de Dios. V 10 “vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.” todo pueblo tiene costumbres. Ahora nosotros debemos otra las costumbres de Dios.
10. Se somete a toda autoridad. V 13 “Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior,
11. Hacer el Bien. V 15 “Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos;” no se trata de solo dejar de hacer el mal también es necesario hacer lo bueno.
12. No confunde libertad con libertinaje. V 16 “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.
13. Honra a todos. V 17 “Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.
14. Obedecer no importa el carácter de la persona. V 18 “Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar.
15. Soportando Aflicciones. V 21 “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;” muchas personas se decepcionan de Cristo porque pensaban que hacerse cristiano era dejar de sufrir.
Ser cristiano es mucho más que hacer parte de la membresía de alguna iglesia o simplemente anhelar un milagro. Ser cristiano es dejar que Jesucristo transforme nuestra vida paso a paso hasta llegar a la perfección o santificación.