jueves, 18 de enero de 2018

Ser el Mejor Cuesta. Lucas 14.

Resultado de imagen para como ser el mejorJehová de los ejércitos es un Dios de excelencia ya que nosotros somos hechos a su imagen y semejanza estamos obligados a ser perfectos. Mateo 5: 48 “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” para Jesucristo ser perfecto no es ser libre de pecado, porque se estaría contradiciendo ya que la biblia dice que todos somos pecadores. Para Jesucristo ser perfecto es equivalente a ser alguien de excelencia ser excelente es luchar por cada día ser mejor.
Las personas que creen que en nada tienen que mejorar se estancan y van en retroceso.
Podríamos decir que Jesucristo comparte el dicho: no importa la cantidad lo que importa es la calidad, eran muchas las personas que seguían a Jesucristo se dice que eran multitudes, Jesucristo se da cuenta y se dirige a ellas. V 25 “Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo:
Con las exigencias que Jesús les empieza hacer se podría decir que él quería reducir ese grupo tan numeroso, muchos de nosotros los pastores de seguro que no nos atreveríamos a decir lo que Jesús empieza a decirles. Muchos consideramos que la verdadera bendición esta en ver el templo lleno.
Como ser el Mejor.
1. Amando lo que se hace por encima de todo. V 26 “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” a nivel espiritual debemos amar a Jesús, a nivel secular debemos amar lo que hacemos. Cuando amamos buscamos mejorar.
2. Asimilando los sufrimientos. V 27 “Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.” Es imposible arriesgarse a conseguir algo si se le tiene miedo al sufrimiento. Para el estudiante madrugar puede ser un sufrimiento, para el pereza ser activo también puede ser un sufrimiento.
3. Planifica lo que hace. Las personas de fracaso son aquellas que hacen las cosas motivados por la emoción. En que consiste el planificar.
3.1. Calcular cuánto va a gastar y cuanto tiene. V 28 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?
3.2. Estar dispuesto a terminar lo que comenzó. V 29-30 “No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.
4. No se mete en cosas que sabe no las puede hacer o no va a cumplir. V 31 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?” las personas que se comprometen pero no cumplen están destinadas a tener vidas de fracaso.
5. Reconoce sus debilidades y espera el momento oportuno. V 32 “Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz.” No te metas hacer algo que no puedes, primero capacítate para que las cosas te salgan bien.
6. Renunciar a todo lo que impide alcanzar el Propósito. V 33 “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.” Más que las personas de afuera son nuestros propios complejos y temores  los que nos impiden avanzar.
7. Haciendo más de lo que nos Toca. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.” Las personas de éxito son aquellas que sus metas y propósitos son más grandes que ellos esto les permiten esforzarse por dar más.
8. No Mirando hacia atrás y extendiéndose siempre para adelante. Filipenses 3: 13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante”  si nuestro pasado no nos impulsa a lograr un mejor presente y un mejor futuro es mejor olvidarlo.
La única forma de llegar a ser personas de éxito tanto en lo espiritual como en lo secular es si luchamos por cada día ser mejores. El cristianismo de hoy en día solo es presencial o de espectadores esto los convierte en cristianos mediocres.