jueves, 28 de junio de 2018

Dando lo Mejor de Nosotros. Juan 13.

Resultado de imagen para da siempre lo mejor y lo mejor vendráDar  lo mejor de nosotros, para Jesucristo es dar la vida.
Jesucristo dio la vida de manera literal, para nosotros dar la vida puede ser sacrificar algo que para nosotros representa nuestra vida para lograr algo mejor o para conseguir un propósito mayor. Juan 10: 15 “así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.
El propósito mayor para Jesucristo era salvar a toda la humanidad y para lograrlo estaba dispuesto a dar su propia vida. 1 Timoteo 2: 4 “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad

Como Dar lo Mejor de Nosotros.
1. Amando. Es imposible darlo todo por algo que no se ama. Juan 13: 34 “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.” de echo lo que identifica a un grupo de Éxito es el amor que se profesan entre ellos.
·         1.1.Se cuidan mutuamente
·         1.2.Se Ayudan Mutuamente
2. Estando Preparado para dar la Vida. V 36 “Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; más me seguirás después” pedro todavía no estaba listo pero lo haría más adelante.
·         2.1. La Preparación comienza al levantarse cada Mañana. ¿Con qué intención te levantas por la mañana? ¿Eres de los que piensa que el mundo es un lugar lleno de posibilidades para desarrollarse y ser feliz?, o  ¿eres de los que piensa que es un valle de lágrimas, que todo está fatal, que tú no puedes hacer nada, etc…? Salmos 118: 24-25 “Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él.
118:25 Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; Te ruego, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora
.
3. Superando los Temores o Miedos. V 37-38 “Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti. 13:38 Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces” cada vez que comenzamos algo nuevo y sobre todo importante es natural que sintamos algo de miedo, lo que no es normal es que nos dejemos dominar por los miedos.
4. Sirviendo a pesar de las Circunstancias. V 2- 5 “Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase,
13:3 sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,  13:4 se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. 13:5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.
” Jesús sabía que Judas lo Traicionaría, que pedro lo negaría y que los demás discípulos lo abandonarían pero eso no era excusa para no servir.
·         4.1. No sirvas esperando recompensa. Lucas 6: 35 “Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos” no todas las personas reconocen lo que hacemos y esto puede causar decepción de nuestra parte.
·         4.2. Haciendo las cosas de Corazón. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” Cuando hacemos las cosas porque amamos hacerlo no nos cansamos ni nos desanimamos.
5. No Ignorando los malos Momentos. V 27-30 “Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.  13:28 Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. 13:29 Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. 13:30 Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche” Un adagio popular dice: “al mal paso darle prisa” los problemas se resuelven enfrentándolos y no evadiéndolos.
La única forma de llegar a tener éxito en todo lo que nos propongamos es si estamos dispuestos a dar el todo por el todo. Jesucristo estuvo dispuesto a dar la vida para conseguir su propósito de salvación. Tú que estás dispuesto a dar para la obra de Salvación y para lograr tus propósitos Seculares.