jueves, 12 de marzo de 2020

Galatas 4. Hijos de Dios

Resultado de imagen para eres un guerrero eres hijo de diosHoy en día es muy común que muchas personas se llamen cristianas tan solo porque se congregan en algún lugar.
Muchos son cristianos, pero sin entender la magnitud de lo que eso significa.
Cuando recibimos a Cristo en nuestro corazón sucede algo maravilloso llegamos a ser hijos de Dios. Juan 1: 12 “Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre
Esto es algo que la mayoría lo sabemos pero no lo vivimos como se debería.

Saber esta maravillosa verdad debería cambiar nuestra forma de vernos a nosotros mismos, la pregunta sería: ¿tu si te ves como un hijo o hija de Dios? ¿Te sientes como un hijo o hija?
Ser hijo de Dios significa que ahora somos sus herederos, tanto en lo espiritual como en lo secular. V 6-7 “por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: !!Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo
Muchos cristianos se conforman tan solo con la herencia espiritual, se creen salvos y con derecho a ir al cielo cuando mueran y resuciten.
Esto es una gran verdad y también debemos sentirnos muy felices por eso, estábamos perdidos espiritualmente y ahora ya somos salvos.
Pero Jehová tiene muchas otras cosas que heredarnos y que son importantes para nosotros aquí en la Tierra.
Que Heredamos.
1.Capacidad para Amar. Nosotros podemos tener tanto amor como queramos. Ya que Dios es Amor.
·       1.1. El Que no ama no es hijo de Dios. 1 Juan 4: 8 “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” La prueba de paternidad que nos podemos hacer los cristianos es con el Amor.
·       1.2. El Amor se manifiesta para con los demás y para con nosotros mismos. Debemos amarnos y debemos amar a los demás. Mateo 22: 39 “Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo
·       1.3. Podemos amar lo que hacemos sin esperar recompensa de los demás. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres
2.El Control de nuestras Emociones. Números 14: 18 “Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos” por ser hijos de Dios debemos tener facilidad para controlarnos.
·       2.1. Podemos controlar nuestra ira de esta manera no herimos a los demás con nuestra forma de hablar o de actuar.
·       2.2. Esto no quiere decir que todo lo perdonamos, pero si podemos ser más justos en nuestras decisiones.
·       2.3. Si Nuestro Padre Jehová tiene la capacidad de oírnos de ser lento para la Ira nosotros también debemos serlo. Santiago 1: 19 “Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira
3.Tenemos la Capacidad de Guiar, ya que Jehová es Luz. Salmo 27: 1 “Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?     Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
·       3.1. Los Hijos de Dios somos la esperanza del mundo. Mateo 5: 14 “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” a si nos escondamos nuestra luz debe brillar.
4.Tenemos la capacidad de vivir en Prosperidad. Deuteronomio 8: 18 “Mas acuérdate del Señor tu Dios, porque Él es el que te da poder para hacer riquezas, a fin de confirmar su pacto, el cual juró a tus padres como en este día” muchos cristianos dicen vivir por fe mendigando a los demás.
·       4.1. Si Dios es el dueño del oro y de la plata y nosotros somos sus herederos es normal que luchemos por vivir bien. Hageo 2: 8 “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos.
5.Aprendemos a ser Luchadores. Éxodo 15: 3 “Jehová es varón de guerra;
Jehová es su nombre.
” Esta talvez es una de las mejores herencias que podemos recibir ya que la vida es una constante Lucha.
·       5.1. Los hijos hacen lo que nos ven hacer y son lo que nosotros somos, si eres un mediocre tus hijos también lo serán, si eres un luchador que nada lo doblega tus hijos también lo serán.
Ser cristiano es mucho más que calentar puesto en alguna iglesia cristiana a la espera de que alguien ore por ella para recibir un milagro, ser cristiano es ser hijo o hija de Dios con derecho a su herencia. Tú decides como quieres vivir como hijo del rey de reyes o como un mendigo en algunos casos con plata.