miércoles, 17 de junio de 2020

Filipenses 4. Si se Puede Triunfar.

Reflexiones para Tí: SI, SE PUEDE!!!Cada vez los días cambian, cada día los tiempos son peores. 2 Timoteo 3: 1 “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.” esto no significa que ya nada hay por hacer. 
Los tiempos son diferentes, hay más obligaciones, antes lo máximo en estudio era la primaria, después el bachillerato, después la universidad, ahora ya la universidad ya no es suficiente, se necesita diplomado, especializaciones. Etc. 
Antes lo máximo eran las alpargatas, las botas de caucho ahora ya no, se necesita zapatos y no de cualquier marca, todo esto hace que cada vez los tiempos sean más difíciles 
El vivir bien o el poder triunfar no depende de lo que tenemos, depende de nuestra actitud. De nada sirve que tengas plata si sigues pensando como pobre. 
De nada sirve que seas bonita o bonito si a pesar de eso te sigues creyendo feo o fea porque tienes un barro en la cara. 
Como es Posible Triunfar. 
1.Estando Firmes. V 1 “Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.” la inestabilidad en lo que se quiere es lo que lleva al fracaso. 
  • 1.1. Debemos estar seguros de lo que queremos. La falta de carácter en las decisiones que debemos tomar es lo que nos lleva al fracaso, emocional, espiritual, familiar o económico. 
2.Buscando la Unidad. V 2 “Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor.” División significa dos visiones, dos maneras diferentes de sentir. 
  • 2.1. Las grandes cosas solo se consiguen con la participación de todos,  no puedes ser tan solo un espectador. 
3.Trabajando en equipo y Reconociendo el trabajo de los Demas. V 3 “Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.” el reconocer el trabajo de quienes nos ayudan hace que siempre lo hagan 
  • 3.1. Las personas de éxito son aquellas que se ayudan entre sí, las personas de fracaso siempre se están atrancando entre . 
4.Regocijandose de lo que se Hace. V 4 “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!” las personas que disfrutan lo que hacen, rinden más, dan más frutos y nunca se cansan de hacerlo. 
5.Siendo Gentiles. V 5 “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.” de nuestra forma de hablar depende que los demás también se gocen con nosotros o que nos aborrezcan. 
  • 5.1. Nada pierdes con decir gracias, por favor, buenos días o buenas tardes. Etc. Practicar esto nos enriquece. 
6.Dejando el Afán. V 6 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” el adagio popular dice: del afán no queda sino el cansancio. 
7.Cambiando nuestra manera negativa de Pensar. V 7 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” nosotros somos lo que pensamos, si piensas que triunfaras lo lograras, si crees que no puedes simplemente nunca lo lograras. 
8.Convertir las dificultades en Oportunidades. V 12 “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.” Pablo no nos está hablando de resignación, nos está diciendo que mientras lucha por conseguir algo mejor disfruta lo que tiene. 
9.Creyendo que con Jesucristo todo lo podemos. V 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” Jesucristo nos entrena y nos da la tranquilidad que se necesita para Triunfar. 
Las personas de éxito no son aquellas que nacieron en una cuna de oro, las personas de éxito son aquellas que siempre creen que si se Puede. Tu y yo estamos diseñados para triunfar. Pero el triunfo no viene por el azar, el triunfo se lo debe buscar y Luchar.  
    
Filipenses 4.