jueves, 22 de junio de 2017

Que no te Detenga el Techo. Marcos 2.

En este capítulo simplemente nos habla acerca de cuatro hombres que querían llevar a un amigo paralitico hasta donde estaba Jesús, el problema es que había mucha gente que se lo impedía.
Pero estos hombres no eran de los que retrocedían frente a los obstáculos, si el camino estaba obstruido había que romper el techo. V 3-4 “Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico.
De qué tipo de persona eres tú: de los que se detiene frente a los problemas o de los que rompen el techo porque no hay nada que los detenga.
Romper el techo significa que no hay nada ni nadie que nos detiene para llegar a donde queremos llegar.
Que hace que rompamos el Techo.
1. El Creer Firmemente en Algo. V 5 “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.” Es necesario creer que si se puede. Recuerda que la fe es negativa y es Positiva. Si dices que no puedes esa es tu fe por eso nunca lo lograras.
2. Tener un Propósito que alcanzar. V 11 “A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.” El propósito de los hombres era hacer que Jesús lo sane. Sin propósitos no se puede avanzar.
3. Trabajar en Equipo. V 3 “Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro” el trabajar en equipo nos permite agilizar lo que hacemos.
4. Diseñar un Plan de acción. Lucas 14: 28 “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?” de nada sirve saber que queremos si no sabemos cómo conseguirlo.
5. Mantener la Mirada Fija en lo que queremos alcanzar. Proverbios 4: 25 “Tus ojos miren lo recto, Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.” no dejes que los  problemas o las dificultades te distraigan.
6. Asumir Riesgos y Consecuencias. 1 Samuel 14: 6 “Dijo, pues, Jonatán a su paje de armas: Ven, pasemos a la guarnición de estos incircuncisos; quizá haga algo Jehová por nosotros, pues no es difícil para Jehová salvar con muchos o con pocos
6.1. Que Jesús No los atienda.
2.2. El Enojo del Dueño de la casa.
6.3. Que el Enfermo se les caiga.
7. No Escuchar Voces negativas. Eclesiastés 7: 21 “Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan, para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti;” Muchas de las personas que estaban presentes posiblemente le recriminaban lo que estaban haciendo. Digo voces porque muchas veces no son los demás quienes nos hablan mal, muchas veces esas voces salen de nuestro interior producto de nuestros complejos.
8. Creer que Todo lo Podemos en Cristo. Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”  Tu no vas a lograr nada que no creas que puedes lograr.
9. Trabajar con Pasión. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;” solo las personas apasionadas marcan diferencia y dejan de ser del montón.
10. Convierte los Problemas en oportunidades. Las personas de fracaso ven en los problemas obstáculos difíciles de sortear. Romanos 8: 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Dios no nos hizo con límites, los límites están en nosotros, las personas de éxito son aquellas que nunca dejan que algo los detenga, si llegan al techo lo rompen. Tú decides que quieres ser, una persona de éxito o una persona de fracaso esa es tu decisión.