jueves, 30 de julio de 2015

Gozo en la Tribulación. 1 Tesalonicenses 1

Todos los seres humanos buscamos la forma de vivir felices y consideramos que para que alguien pueda ser feliz necesita nunca tener sufrimientos.
Los seres humanos no creemos en que alguien pueda  ser feliz en medio de la aflicción esto parece algo ilógico.
El problema es que mientras estemos en este mundo no podremos estar exentos de problemas. Los problemas hacen parte de este mundo. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Jesucristo no nos promete quitar nuestros problemas él lo que hace es enseñarnos a vivir en medio de esos problemas.
La iglesia de tesalónica era un ejemplo de vivir gozoso en medio de las tribulaciones. 1 Tesalonicenses 1: V 6-7 “Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo, de tal manera que habéis sido ejemplo a todos los de Macedonia y de Acaya que han creído.
En este versículo 6 Pablo nos da la clave para poder vivir feliz en medio de la tribulación. La única forma de conseguirlo es a través del Espíritu Santo.
La falla que tenemos nosotros es que siempre nos pasando la vida pidiéndole a Cristo que nos libre de los problemas y lo más triste es que muchos falsos pastores en su afán de ver llenos sus templos se la pasan prometiendo una vida sin sufrimiento. Jeremías 14: 13-14 “Y yo dije: ¡Ah! ¡Ah, Señor Jehová! He aquí que los profetas les dicen: No veréis espada, ni habrá hambre entre vosotros, sino que en este lugar os daré paz verdadera. Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan.
Como vivir en Gozo en medio de la Tribulación.
1. El recibir a Jesucristo debe ser nuestra elección. V 4 “Porque conocemos, hermanos amados de Dios, vuestra elección;” muchos se congregan porque no quieren ser la excepción en su casa o con sus amigos. O simplemente porque ahora está de moda.
2. Debemos tener pleno conocimiento de lo que es ser cristiano. V 5 “pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.” hoy en día más del 90 % de los que se congregan en una iglesia no saben porque lo hacen. Algunos dicen que ahí se sienten cómodos, otros porque ahí está su familia otros porque simplemente no tienen otra cosa que hacer.
3. Siempre piensa que las cosas que nos suceden son para bien. Romanos 8: 28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.” esto no significa que tenemos que resignarnos a tener una vida de fracaso.
4. Debemos ver las pruebas como oportunidades para avanzar. 1 Pedro 1: 7 “para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”                                                                                                            
5. Siempre piensa que las aflicciones son pasajeras y que lo que viene después de ellas será mucho mejor. Romanos 8. 18 “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
6. Siempre piensa que todo lo puedes en Cristo. Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
7. Entiende que Jesucristo no te quita los problemas. Él te ayuda a pasarlos. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” si alguien te dice y donde estaba tu Dios cuando tuviste ese problema confiadamente puedes responder estaba conmigo por eso pude superar ese problema.
8. Mantente siempre en Oración. La oración no solo es pedir o exigir un milagro. La Oración da fortaleza y Gozo.  Romanos 12: 12 “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Jesucristo no nos promete una vida sin problemas Jesucristo nos promete que el siempre estará con nosotros en los momentos de dificultad solo Jesucristo y su santo espíritu pueden transformar nuestro lamento en gozo.