jueves, 12 de diciembre de 2013

Lavando los pies. Juan 13.


VER VÍDEO.
Jesucristo estaba ya en sus últimos días estaba cerca el día de su muerte. V 1 a “Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre
Que haría usted si supiera que tan solo le queda una semana de vida o  unos cuantos días. Muchos se la pasarían lamentándose, otros tratarían de disfrutar a lo máximo esos días que le quedan.
Pero sabes ¿qué hizo Jesús? el se puso a servir a sus discípulos, si así como lo oyes, el se dispuso a lavarles los pies. V 4-5 “se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó.
13:5 Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido
.
El lavar los pies a alguien era un símbolo de humildad ya que solo las personas de muy baja categoría eran quienes hacían este oficio.
Jesús quería que la gente lo recordara como alguien de servicio, como alguien dispuesto a darlo todo por los demás. Tu como quieres que te recuerden el día en que partas de este mundo. Como: Buena Persona, Simpático, Alegre, Generoso, Honesto, Amable, Educado, Sincero, Cariñoso.
Sería bueno que hicieras una lista de cómo quieres que te recuerden y empieces a trabajar sobre eso, a tratar de parecerte a lo que tienes en esa lista.
Los seres humanos podemos ser eternos a través de nuestros actos. Tu cuerpo puede morir y desaparecer pero tus obras pueden permanecer para siempre, el futuro de tus hijos está en tus manos de ti depende lo que ellos lleguen a ser más adelante.
Hay personas que cuando se mueren nadie se lamenta. En alguna ocasión se murió la esposa de un amigo y lo que más me sorprendió es que la gente que acudió al sepelio decía: gracias a Dios descanso, yo creía que se referían a la muerta, lo triste es que aquellas personas se estaban refiriendo era al viudo. 2 Crónicas 21: 19-20. “Y aconteció que al pasar muchos días, al fin, al cabo de dos años, los intestinos se le salieron por la enfermedad, muriendo así de enfermedad muy penosa. Y no encendieron fuego en su honor, como las habían hecho con sus padres.  21:20 Cuando comenzó a reinar era de treinta y dos años, y reinó en Jerusalén ocho años; y murió sin que lo desearan más. Y lo sepultaron en la ciudad de David, pero no en los sepulcros de los reyes.
Si tú quieres que la gente el día de mañana te recuerde proponte hacer algo hoy: en la iglesia, en la casa, en el estudio. O en el lugar que te desenvuelves.
Que nos puede motiva a servir.
1. El amor. El servicio es una manifestación de amor hacia los demás y hacia las cosas que hacemos.  V 1 b “como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.” Jesús amaba a sus discípulos por eso no quería irse sin antes servirles.
2. Saber quienes somos. Si tu sabes quién eres nunca te vas a sentir menospreciado por lo que haces por lo contrario tu le das realce a lo que haces. V 3 “sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,” un hijo de Dios no es importante por las cosas que tiene, él le da importancia a las cosas.
Jesús lavo los pies no solo como una muestra de humildad también lo hizo para ponerse el mismo como ejemplo. V 14-15 “Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.  13:15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.
La única forma que tenemos para servir es si amamos a los demás y lo que hacemos. V 34-35 “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.  13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
La felicidad es posible solo si aprendemos a pensar más en los demás que en nosotros mismos. Filipenses 2:3-8. “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

Tú puedes influenciar a otros con tu vida, anima a otros, bendice a otros, sirve a otros. Usa todos tus talentos, conviértelos en fortalezas para edificar vidas, para dejar este mundo mejor de lo que lo hemos encontrado. Y sobre todas las cosas ama a la gente, ninguna persona es perfecta, vamos a tener desacuerdos, diferencias pero recuerda que el amor cubre todas las faltas.



Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.