jueves, 22 de mayo de 2014

Un Dios No Conocido. Hechos 17.

Para Pablo era muy triste encontrarse con mucha gente que eran religiosos no en el sentido de ser estrictos en lo que hacían, eran religiosos en el sentido que adoraban cualquier cosa que les represente  un milagro. V 23 “porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio

Que gente del mundo tenga ese problema de no conocer a Dios es apenas normal

Lo que sí es verdaderamente triste es que el propio pueblo que se llama pueblo de Dios no conozca al Dios que dice adorar. Oseas 4: 6 “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos
El pueblo de Dios no se perdió por falta de milagros, los milagros los experimentaban de manera diaria. Los milagros no salvan solo dan comodidad, lo que verdaderamente salva es el buscar el reino de Dios. Mateo 6: 33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Han pasado ya muchos años y en nuestra época todavía seguimos viendo el mismo problema preocupante no que los no creyentes no conozcan a Dios, vuelvo a repetir eso es apenas normal y lógico; lo que sigue siendo triste es que muchos de los llamados cristianos siguen adorando a un Dios no conocido al igual que los israelitas. Juan 4: 21-22 “Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 
4:22 
Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.
El problema del cristianismo moderno no es que no sepa cómo se llama Dios el problema es que sabiéndolo no lo honra como debería. Romanos 1: 21 “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.
Cada día hay más gente que desprecia a quienes les hablan la verdad y prefieren a quienes solo utilizan palabrerías y artimañas. V 20-21 “Pues traes a nuestros oídos cosas extrañas.  Queremos, pues, saber qué quiere decir esto.  17:21 (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.)
Muchos prefieren no dar a conocer la verdad porque saben que serían objeto de burla de parte de las personas a quienes les comparten. V 32 “Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban, y otros decían: Ya te oiremos acerca de esto otra vez.” y lo que ellos buscan es todo lo contrario, quieren tener fama y gozar de gran prestigio.
Algunos predicadores modernos conociendo lo que a la gente le gusta prefieren hacerse a ellos y tenerlos contentos. 2 Timoteo 4: 3 -4 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,  4:4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.
Beneficios de conocer:
1. Capacidad de Amar. Nadie se puede enamorarse de lo que no conoce. Busca conocer a Dios y a las personas con quien convives.
2. Vida eterna. El conocimiento acerca de Jesucristo y su padre es lo que nos da vida eterna. Juan 17: 3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado
3. Salvación. 1 Timoteo 2: 4 “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” el conocimiento nos salva no solo en lo espiritual también en lo secular las personas que tienen conocimiento se exponen menos a cometer errores.
4. Se logra el Éxito. El que conoce lo que quiere sabe cómo conseguirlo. Si te metes en un negocio que no conoces lo más probable es que quiebres.
5. Nos hace exigir. Si te conoces a ti mismo, si conoces tus fortalezas pero también tus debilidades te puedes exigir al máximo para superar los errores y lograr los triunfos.
6. Podemos reaccionar a tiempo y tomar las decisiones correctas. Si tú conoces porque tu negocio está mal o porque tu hogar está en decadencia puedes tomar los correctivos necesarios.
7. Saber cuánto nos falta para lograr lo que queremos. El que conoce lo que quiere sabe cuándo ha llegado o cuanto le falta para llegar. El que no lo sabe sigue luchando hasta agotarse y nunca ve resultados.
Si quieres tener éxito en la vida espiritual y en la vida secular en el estudio, en el amor o en los negocios es muy importante que te preocupes por conocer, el conocimiento es la base para el éxito. Nunca pienses que ya lo sabes todo siempre hay algo nuevo que aprender.