jueves, 15 de mayo de 2014

Vida Cristiana. Hechos 16.

Una vida cristiana es mucho más que tan solo ceñirse a unos cuantos preceptos u ordenanzas, es mucho más que tan solo creer que ahora es salvo y que si se porta bien no se va al infierno.
A muchas personas les es difícil aceptar la vida cristiana porque solo ven en la biblia ordenanzas que debemos cumplir.
Cuando a los seres humanos nos hablan de leyes automáticamente las rechazamos es por esta razón que le huimos a la vida cristiana.
Si nosotros cambiáramos la forma de ver y de enseñar la palabra de Dios entonces sería más aceptada. Si dijéramos y entendiéramos que los diez mandamientos no son más que diez pasos que nos llevan a tener una vida de éxito y prosperidad no solo la aceparíamos; pagaríamos para que nos las enseñen.
La biblia es mucho más que un libro religioso, la biblia es un hermoso manual que nos enseña a cómo mejorar nuestra calidad de vida. Nos enseña a tener vidas de excelencia y de prosperidad. Josué 1: 8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Pablo estaba a punto de experimentar lo que en realidad sería una vida cristiana.
1. Ser sensibles a la voz del Espíritu Santo. V 6-7 “Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia;  16:7 y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.” no porque el espíritu de Dios no quería que a ellos se les compartiera. Tenían otras cosas de más urgencia y más adelante entrarían.
2. Ser obedientes a Dios a través de su Espíritu. V 9-10 “Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 
16:10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio” muchas personas son sensibles a la voz de Dios es decir se les facilita escucharlo lo malo es muchas veces no obedecen.
3. Buscar siempre una oportunidad para hablar de las maravillas de Cristo. V 13 “Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.” hay muchos cristianos que son al estilo detective secreto, nadie sabe, ni se imaginan que él es un cristiano.
4. Dejar que Cristo abra nuestro corazón para entender. V 14 “Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.” esta mujer adoraba a Dios pero parece que no era muy atenta a la palabra de Dios. Muchos cristianos oyen o leen la palabra de Dios pero no la entienden.
5. Bautizarse y consagrar si es posible su casa como casa de Oración. V 15 “Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos.” muchas personas se congregan pero no dejan de ser simples espectadores nunca hacen parte activa de las actividades de la iglesia.
6. Tener discernimiento para saber quién habla de parte de Dios, de sus emociones o  quien de parte del diablo aun utilizando palabras cristianas. V 17-18 “Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos de Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.  16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.” moraleja no todo el que habla de cristo es de cristo.
7. Ser siempre un adorador no importa las circunstancias. V 23-25 “Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. 
16:24 El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.  16:25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.” ¿Qué haces tú en momentos de dificultad? ¿Alabas a Dios? O ¿Reniegas de él?
8. Guarda siempre la calma. V 27-28 “Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.  16:28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí.” un verdadero cristiano no se deja llevar por las emociones. Siempre piensa antes de actuar.
9. En los momentos más difíciles trabaja con más intensidad en la obra de Dios. V 30-32 “y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?  16:31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.  16:32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.
Un verdadero cristiano no busca comodidad, la adquiere por misericordia de Dios y por servir con esfuerzo en la obra de Jesucristo. Todos llegamos a los pies de cristo por algún inconveniente. Nuestra primera experiencia con Jesucristo a lo mejor pudo ser motivada por el interés pero Jesucristo espera que a medida que lo conozcamos nos enamoremos de él y lo sigamos buscando por amor. Los milagros vienen por añadidura.