jueves, 8 de mayo de 2014

Manejando Conflictos. Hechos 15.

Tienes miedo de los conflictos esto es apenas normal nuestro cerebro está preparado para creer que los conflictos son malos. Todos los seres humanos vamos a tener que lidiar con conflictos en nuestras relaciones personales, familiares o sociales de cualquier índole.  El simple hecho de que cada ser humano es único y complejo, es suficiente para que surjan problemas o conflictos. Estos conflictos pueden ser provocados por desacuerdos, por tener diferentes ideas, por diferentes maneras de ver las cosas, por querer imponer algo, o por malos entendidos.
No existen dos seres humanos que estén de acuerdo en todo. Es por esto que es necesario aprender a manejar conflictos.
Pablo y Bernabé tenían conflicto con los fariseos y no cualquier conflicto. V 1-2 “Entonces algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos.  15:2 Como Pablo y Bernabé tuviesen una discusión y contienda no pequeña con ellos
Como resolver los conflictos.
1. El Problema hay que tratarlo. Es decir hay que conocerlo no opines sin conocer lo que sucede. V 2 b “, se dispuso que subiesen Pablo y Bernabé a Jerusalén, y algunos otros de ellos, a los apóstoles y a los ancianos, para tratar esta cuestión.
2. Insiste en conocer muy bien el origen del problema. V 6 “Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto.
3. Ataca al Problema no a la persona. V 7 “Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen” Jesucristo aborrece al pecado pero ama al pecador.
4. Busca argumentos válidos para reconciliar. V 8- 9 “Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros;  15:9 y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones.” Cuando se acaban los argumentos comienzan las agresiones.
5. Utiliza el conflicto para descubrir falencias en la relación y mejorar. V 10 “Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?
6. Rescata las cosas buenas. V 12 “Entonces toda la multitud calló, y oyeron a Bernabé y a Pablo, que contaban cuán grandes señales y maravillas había hecho Dios por medio de ellos entre los gentiles.” No te empeñes en ver solo lo malo de las demás personas.
7. Aclara el problema, la mejor solución es el dialogo. V 22 “Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos;
8. Busca un acuerdo. No siempre se gana cuando se impone, muchas veces se gana más cuando se cede de ambas partes. V 25 “nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo
9. Déjate guiar por el espíritu santo. No tomes decisiones guiado por tus emociones más tarde te puedes arrepentir. V 28 -29 “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: 15:29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.
10. Busca ser siempre un conciliador. V 31-32 “habiendo leído la cual, se regocijaron por la consolación.  15:32 Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras.” Nosotros estamos llamados a ser parte de la solución y no parte del problema.
11. Repite este proceso cuantas veces sea necesario. Los conflictos hacen parte de la vida por lo tanto nunca dejaran de existir. V 37-39 “Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos;  15:38 pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra.  15:39 Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre,
Un proverbio oriental dice: no puedes decir que conoces a tu amigo si antes no has discutido con él. Solo en los momentos de conflicto queda de manifiesto lo que verdaderamente hay en el corazón de las personas.
Los conflictos son necesarios para innovar, para cambiar y mejorar. El problema no está en los conflictos, el problema está en el mal manejo de los conflictos. Un conflicto bien resuelto puede dar comienzo a una verdadera amistad.