jueves, 11 de septiembre de 2014

Una Vida de Éxito. Romanos 12-13.

Todos queremos tener éxito en cualquier cosa que hagamos. Pero para lograrlo se necesita mucho más que tan solo pensarlo o desearlo. Por esta razón son muy pocos los que pueden decir que tienen éxito en su vida.
Para Dios todo es posible. Mateo 19: 26 “Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; más para Dios todo es posible.” lo que para el hombre es imposible para Dios es posible. Lucas 18: 27 “Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.
Dios nos hizo a su imagen y semejanza por lo tanto guardando lógicamente las proporciones debemos creer que con la ayuda de Dios todo lo que nos propongamos hacer lo podemos lograr. Marcos 9: 23 “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.
¿Qué necesitamos para lograr una Vida de éxito en lo espiritual y en lo secular?
1. Entrega total. 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.” tener pasión, la pasión nos lleva dejar todo lo que nos impide lograr lo que queremos. La pasión es esa fuerza que nos impulsa hacer cosas que en otro estado ni siquiera lo intentaríamos. Si nos entregamos al servicio a Dios no vamos a tener pretextos para no congregarnos.
2. Renovar nuestros pensamientos. Pensando de manera negativa es imposible lograr algo. Solo los que piensan que todo es posible pueden avanzar. V 2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Cambia tu manera de pensar y cambiara tu manera de vivir. Joel 3: 10 “Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy.
3. No creyéndose más que los demás. Las personas altivas y orgullosas por lo general terminan quedándose solos ni Dios quiere estar con ellos. V 3 “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.
4. Trabajando en Equipo. Solo la unidad da fuerza. V 4-8 “Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función,  12:5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.  12:6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese  conforme a la medida de la fe;  12:7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza;  12:8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.” la individualidad y el egoísmo genera fracaso.
5. Teniendo Amor verdadero solo cuando amamos algo luchamos por él y somos capaces de entregarnos. V 9 “El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno
6. Siendo Diligente. Los perezosos están condenados a vivir en pobreza. V 11 “En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;
7. Adaptándose a cada situación que se nos presenta. La única forma de lograrlo es a través de la Oración. V 12 “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;
8. Siendo generoso en todo. V 13 “compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.  12:14.” Los tacaños no son capaces de dar o hacer más de lo que les toca. Solo hacen lo que les mandan y eso a medias.
9. Siempre bendiciendo. El bendecir es más que una palabra o decir bien. El bendecir es una actitud Agradable para con todos. V 14 “Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis
10. Compartiendo con los demás. Un buen amigo siempre se goza con nosotros en los momentos agradables pero nos acompaña en los momentos de dolor. V 15 “Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.
11. No discriminando a nadie. Conservando siempre la humildad. V 16 “Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión” de la persona que menos esperamos es de la que más podemos recibir.
12. Haciendo el Bien. Nunca permitas que la maldad de los demás contamine tu corazón. Nunca pierdas la esencia de lo que eres. V 17-18 “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.  12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
13. No busques vengarte, la venganza genera más venganza y envenena nuestro corazón. Deja que sea Jesucristo quien se encargue de tus enemigos. V 19 “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.” la mejor forma de abofetear a nuestros enemigos es nos siendo como ellos. V 20 “Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.
14. Vive siempre en sujeción. 13: 1-3 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.  13:2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.  13:3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;” el que quiere mandar primero debe aprender a obedecer. Solo las normas y el cumplimiento de ellas nos llevan a tener una vida de éxito.
15. Viviendo Honestamente. 13: 13 “Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia,” Solo la honestidad hace que tengamos un éxito verdadero. Recuerda que muchos acuden a lo que sea con tal de conseguir lo que quieren.

Tú y yo estamos hechos para tener una vida de éxito no dejes que la pereza y el desorden te impidan lograrlo. Esfuérzate se valiente y pronto lo podrás lograr.