jueves, 19 de noviembre de 2015

Una Nueva Vida en Cristo. Tito 3.






Jesucristo quiere mucho más que tan solo hacer milagros físicos es decir él quiere mucho más que tan solo sanar al enfermo, Dar dinero al que no lo tiene o cambiarle el malgenio a esa pareja que tenemos.
Jesucristo quiere es enseñarnos a tener una nueva forma de vida no solo que nos permita alcanzar y mantener la salvación sino que nos permita vivir muy bien en este mundo.
De nada sirve que esperemos con ansias una vida eterna vivir en un cielo si aquí en la tierra vivimos en un infierno.

El único que nos puede garantizar una nueva vida es Jesucristo. 2 Corintios 5: 17 “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.
Como lograr una nueva Vida en Cristo.
1. Sometiéndonos a nuestras autoridades. V 1 a “Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan.” Nuestras autoridades pueden ser en la iglesia, en el hogar o en la sociedad. El problema de los seres humanos es que nos gusta adquirir muchas cosas buenas de parte de Dios pero no queremos rendir cuentas a nadie. Solo cuando tenemos que rendirle cuentas a alguien nos podemos exigir y de esta forma crecer y desarrollarnos de tal manera que podamos alcanzar el éxito.
2. Estar Dispuestos a toda buena Obra. V 1 b “que estén dispuestos a toda buena obra” una persona de éxito no está solo para esperar que otros hagan las cosas por él. La persona de éxito busca como actuar. No basta con que hagas las cosas buenas es necesario estar dispuestos a querer hacerlas. Alguien puede hacer algo solo porque le toca. Lo más agradable es trabajar con personas que quieren, que les nace hacer.
3. Tener una buena actitud. V 2 “Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.” ser cristiano es cambiar de estatus en un mismo lugar. No importa que sigas viviendo en el mismo barrio. Dios no necesariamente nos cambia de barrio pero si nos puede cambiar a nosotros. Se amable nada cuesta decir: buenos días, buenas tardes, gracias, por favor. Etc.
4. No despreciar a los que todavía no han sido transformados. V 3 “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.” la razón por la cual nos cargamos cuando nos toca servir a Cristo es porque se nos olvida que cuando estábamos destruidos otras personas sacrificaron su tiempo para servirle a Jesucristo. Ahora que nos toca a nosotros no lo queremos hacer.
5. Reconociendo que solo Jesucristo fue quien nos ayudó. V 4-5 “Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,” cuando se nos olvida de donde nos rescató Dios nos volvemos desagradecidos y pronto actuamos de manera desagradable.
6. Jesucristo nos justifica delante del padre. V 6-7 “el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.” es muy importante saber que ahora somos justificados por la sangre de Cristo ya que solo la oración del justo es la que puede mucho. Santiago 5: 16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”
7. Procurando hacer lo correcto. V 8 “Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.
La palabra de Dios no se hizo para que la debatamos de acuerdo a nuestro parecer. La palabra de Dios se hizo para que la obedezcamos. V 9 “Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.
Si no quieres debilitarte en la fe y sobre todo en la sujeción a Jesucristo es mejor que deseches a las personas que no están de acuerdo con lo que dice la palabra. V 10 “Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo,
Ser cristiano es mucho más que tan solo esperar un milagro. Ser cristiano es estar dispuesto a que Jesucristo nos dé una nueva vida útil a los propósitos de Jesucristo.