jueves, 3 de diciembre de 2015

Conociendo a Cristo. Hebreos 1.


Resultado de imagen para conociendo a cristo
La única forma de llegarnos a enamorar de alguien o al menos a tenerle gran aprecio es a medida que la conocemos.
Hay un gran problema con el pueblo cristiano y es que cada día solo busca a Cristo por lo que ha oído de él. Que él hace milagros de todo tipo. Sana, da provisión al necesitado o nos saca de problemas.
Jehová exige algo de nosotros y es que lo amemos y no de cualquier forma él quiere que lo amemos con todas nuestras fuerzas. Deuteronomio 6: 5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Muchas veces tenemos problemas en nuestros hogares porque no conocemos a quienes viven con nosotros.
La importancia de conocer a los demás.
1. Podemos entenderlos. Porque actúan de esa forma o porque no hacen lo que queremos. Etc.
2. Los podemos ayudar. Cada persona actúa de manera diferente. Tiene un  trauma o una debilidad diferente.
3. Podemos dar mayores frutos en lo que hacemos. Cada quien tiene dones y habilidades diferentes que si las conocemos podemos armar un buen equipo.
4. Evitamos lastimarlos. Muchas veces terminamos ofendiendo sin querer. Simplemente no sabíamos que eso que hicimos le iba a ofender.
Así como tenemos necesidad de conocer a los demás para tener una perfecta relación. Es necesario que conozcamos a Jesucristo de esta forma podremos entender sus propósitos.
Lo primero que debemos entender es que él es Dios al igual que su padre Jehová y por lo tanto merece toda nuestra honra. Malaquías 1: 6 “El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?” el problema del cristianismo moderno es que ya no se sabe quién es el que manda. A Dios se le exige y hasta nos damos el lujo de enojarnos con él.
Quien es Cristo.
1. Es el único vocero de Jehová. V 1-2 a “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” Jehová habla a través de Jesucristo y Jesucristo a través de su palabra.
1.1. Cuando compartimos la palabra estamos hablando de parte de Dios. 1 Tesalonicenses 2: 13 “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.
1.2. La palabra de Dios nos revela nuestros propios errores. Salmo 19: 12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.
1.3. La Escritura es Inspirada por Dios. 2 Timoteo 3: 16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,
2. Es Hijo. V 2 b “por el Hijo,” muchos cristianos piensan que Dios es uno solo y que no hay padre o que no hay hijo. Si aquí menciona a un hijo la lógica nos lleva a entender que hay un padre.
3. Es heredero de Todo. V 2 c “a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo 
4. Es el resplandor de Jehová. Jehová actúa a través de Jesucristo. V 3 “el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
5. Es superior a los Ángeles. 4 – 5 “hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?” los ángeles son espíritus enviados por Dios para ayudarnos. V 13- 14 “Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?” Jesucristo esta para que lo sirvamos.
A la mayoría de los cristianos nos cuesta sujetarnos a Jesucristo. Solo a medida que conozcamos a los demás podemos llegar a comprenderlos y a amarlos. Solo si conocemos a Jesucristo podemos llegar a honrarlo, amarlo y a sujetarnos.