jueves, 25 de abril de 2019

Romanos 6. Viviendo como Cristiano.

.
Resultado de imagen para nueva vida en cristoSer cristiano es mucho más que tan solo congregarse en algún lugar a la espera de un milagro o a la espera de que las personas que también se congregan en ese lugar nos puedan a ayudar a vivir bien.
Ser cristiano es mucho más que un simple acto de asistencia en algún templo, el cristianismo debe ser una forma de vida activa.
Al apóstol Pablo le llama la atención que en el mundo éramos muy emprendedores y muy buenos para hacer lo malo y ahora que somos cristianos somos muy malos para hacer lo Bueno.
Pablo les dice que así como eran buenos para hacer lo malo deberían ser buenos para hacer lo bueno. V 19 “Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia
Muchos en el mundo éramos conocidos como personas de coraje, lo que nos proponíamos hacer lo hacíamos, en cambio ahora que se trata de hacer las cosas para Cristo parece ser que ya no tenemos el mismo coraje.
Como seria Vivir como Cristiano.
1. Tomar la Decisión de Tener una nueva Vida. V 4 “Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” el problema es que el nuevo cristianismo lo único que busca al congregarse es milagros que le garanticen vivir bien.
·         1.1. Se necesita coraje para luchar por ser un mejor esposo, un mejor padre, un mejor hijo. Etc.
2. Tomar la Decisión de Morir al mundo y  nacer para Cristo. V 8 “Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él” recibir a Cristo en nuestro corazón es cambiar de estado, de un estado de muerte a un estado de vida. Efesios 2: 5 “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)
·         2.1. Un Muerto no tiene control de lo que hace depende de quienes lo cargan, en el mundo no teníamos control sobre nuestros actos, muchos decíamos es que no depende de Mi.
·         2.2. Con Cristo somos nosotros quienes tomamos la decisión de lo que queremos hacer, nadie más es responsable. Génesis 4: 7 “Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él
3. El Servirle o no  servirle a Cristo es nuestra decisión. V 11 “Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro” Jesucristo quiere que tengamos una vida activa y no que solo calentemos una silla.
·         3.1. El hacer las cosas bien o el hacerlas mal es nuestra decisión a esto se le llama libre albedrío.
4. Debemos entender que nosotros no somos más que un Instrumento utilizado para el bien o utilizado para el mal. V 13 “ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia” de nosotros depende para que nos hacemos utilizar.
·         4.1. Podemos ser Instrumentos Útiles para lograr grandes cosas o podemos ser Instrumentos útiles para estorbar los mejores proyectos. Mateo 16: 23 “Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres
Para saber si tenemos una vida cristiana verdadera deberíamos observar si estamos dando fruto y sobre todo que tipo de fruto, con lo que hacemos y hablamos llevamos a otros a tener vida o los llevamos a la muerte. V 21-22 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 22 Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
Un verdadero cristiano no solo se amontona en alguna silla cada ocho días, el verdadero cristiano es el que se ofrece como instrumento en las manos de Cristo para ser útil en la obra de salvación. Deja de estarte lamentado por tu condición se útil a Cristo y tu vida cambiara.