jueves, 26 de noviembre de 2015

El Poder de la Restauración. Filemón.



Resultado de imagen para levantar al caido biblia
Filemón tenía un esclavo llamado Onésimo y a entender por esta carta parece que entre Filemón y Onésimo surgió un grave problema que no se explica con exactitud. V 18 “Y si en algo te dañó, o te debe, ponlo a mi cuenta.” por algún motivo Onésimo daño el corazón de Filemón. Nada diferente a lo que pasa hoy en día por mucho que queremos hacer las cosas bien en algunas ocasiones terminamos dañando el corazón de las personas que más queremos y que más nos quieren.
Nuestra naturaleza es pecaminosa y eso hace que muchas veces nos metamos en problemas. Santiago 3: 2 “Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo.

Jesucristo sabe que muchos de nosotros fuimos heridos o herimos a otros por esta razón el vino para restaurarnos y para enseñarnos a restaurar.
A través de Filemón Jesucristo quiere recordarnos que el ser cristianos no solo es esperar un milagro en nuestra vida. El ser cristiano es también convertirnos en unos restauradores.
El problema de muchos de nosotros es que cuando alguien nos causa daño nosotros pensamos inmediatamente en vengarnos y también causarle daño. Es por esta razón que es imposible que alguien llegue a la perfección o santidad. Cada persona que se equivoca nosotros lo aniquilamos y no le damos otra oportunidad.
Si un pintor cada vez que da un mal pincelazo destruye la pintura nunca podría tener una obra perfecta. Nosotros somos la obra de Jesucristo. Si cada vez que nos equivocamos Jesucristo nos destruye nunca llegaríamos a ser perfectos. Jesucristo nos perdona con la condición de que no lo volvamos hacer lo malo.  Y eso nos lleva a la perfección.
Como ser unos restauradores.
1. Orando mucho por los demás sean nuestros amigos o enemigos. V 4 “Doy gracias a mi Dios, haciendo siempre memoria de ti, en mis oraciones,” nuestro trabajo es orar mucho para que Dios restaure a esas personas.
2. No debo cuestionar su relación con Dios, debo ayudarle mejorarla. V 5 “porque oigo del amor y de la fe que tienes hacia el Señor Jesús, y para con todos los santos;” por un error no debemos satanizar a las personas. Hasta en la mejor tela cae la mancha dice el adagio popular.
3. Ayudándolos a que su fe se active y no se apague. Porque eso sería entregárselo a satanás. . V 6 “para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús.
4. Motivando a que los que se equivocaron saque el bien que hay en su corazón. V 7 “Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, oh hermano, han sido confortados los corazones de los santos.” alguien puede causar daño por equivocación no por ser malo. De nosotros depende si se restaura o lo condenamos a continuar siendo malo.
5. Tratando con amor y no usando nuestro poder. V 8-9 “Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene, más bien te ruego por amor, siendo como soy, Pablo ya anciano, y ahora, además, prisionero de Jesucristo;” pablo podía obligarlo pero el prefería pedirle el favor. Tal vez tú tienes el poder de tu conciencia limpia con ese poder puedes restaurar o destruir para siempre convirtiéndote en otro malvado más.
6. Pensando que una persona no restaurada es inútil pero tú la puedes convertir en alguien útil. V 11 “el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil,” satanás quiere inutilizar al pueblo de Dios por eso cada vez nos hace menos misericordiosos con quienes fallan.
7. Piensa que tu como ofendido tienes el poder para restaurar o para destruir. V 13-14 “Yo quisiera retenerle conmigo, para que en lugar tuyo me sirviese en mis prisiones por el evangelio; pero nada quise hacer sin tu consentimiento, para que tu favor no fuese como de necesidad, sino voluntario.” Onésimo podía quedarse con pablo pero el sentimiento de culpa no le haría ser fructífero.
8. Tomate tu tiempo no actúes de manera precipitada. V 15 “Porque quizás para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre;” antes de actuar piensa si con lo que vas hacer generaras vida o matas, esa es tu decisión.
La única forma de llegar a tener una vida en santidad o perfecta es si ayudamos a corregir a quienes se han equivocado. Porque de lo contrario si tú y yo destruimos a todo aquel que se equivoca nadie lograra la perfección o la santidad.