jueves, 9 de enero de 2014

El Verdadero Gozo. Juan 17.

VER VÍDEO.
Muchos somos los que queremos ser felices, pero son muy pocos los que lo consiguen.
La razón para no conseguir la felicidad tan anhelada es que muchos creemos que ser feliz es obtener todo lo que queremos. Yo quiero a ese hombre, yo quiero ese carro, yo quiero ese empleo.
Hay algo que debemos tener muy en cuanta y es que hoy en día lo que prima es la escasees de fuentes de empleo, son muy poquitas las personas que trabajan en lo que se capacitaron o estudiaron. Cada día es más común encontrar personas que están ejerciendo lo que no estudiaron.
Jesús quiere enseñarnos que el gozo esta en nosotros mismos y no depende de las circunstancias en las cuales nos encontremos. V 13 “Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
Como tener una vida de Felicidad.
1. Disfrutando lo que hacemos. No mires lo malo de lo que haces mira lo bueno, como dijimos antes si no te es posible trabajar en lo que te gusta entonces disfruta lo que te toco hacer hasta que puedas conseguir lo que tu corazón anhela.
2. Haz bien lo que tienes que hacer. V 4 “Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.
3. Dandole valía a lo que haces. V 2 “como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.” Jesús sabia que lo que le habían encomendado era muy importante podía dar vida a muchos. El anhelo de Jesús no era el de morir en una cruz, el no serraba sus ojitos y decía padre cuando sea grande deseo ser azotado y crucificado. La prueba está en que el en alguna ocasión deseaba dejar lo que estaba haciendo. Lucas 22: 42 “diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
En lo espiritual también nuestro trabajo es importante damos vida. V 3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” el dar a conocer a Jehová de los ejércitos es dar vida. Y en lo secular piensa que lo que haces es lo más importante tanto como si de él dependiera la vida.
4. Reconociendo que todo lo que tenemos es de Dios. V 6-7 “He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. 
17:7 
Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti;” si nosotros reconocemos que si fuera por nuestras fuerzas nada tuviéramos seriamos agradecidos y el agradecimiento nos daría gozo.
5. Trabajando en Unidad. V 11 “Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.” el egoísmo hace que no disfrutemos y por lo tanto tampoco tenemos gozo.
El mandato de vivir en unidad no solo seria para los discípulos de Jesús, también seria para todos los que llegáramos a creer a través de ellos. V 20-21 “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,  17:21 para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
6. Aceptando las cosas como son. Esto no significa resignación, significa que debo reconocer que hay cosas que no van a ser como yo quiero y que tengo que aprender a manejar lo que no se puede cambiar. V 15 “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.
7. Amando lo que hacemos. Debemos no solo disfrutar debemos amar lo que hacemos. Hay muchas cosas que podemos disfrutar y no necesariamente amar. V 26 “Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.
Jesús no nos ofrece un mundo diferente al que vivimos, ni tampoco el quiere construirnos un mundo aparte, meternos en una burbuja de cristal, el quiere es prepararnos para que conquistemos este mundo difícil en el cual nos toco vivir.
Solo trabajando en unidad podemos lograr la perfección. V 23 “Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.
Solo a medida que conocemos lo que hacemos podemos llegar a disfrutarlo y sobre todo a amarlo. No te pases la vida buscando tener lo que quieres y no tienes. Aprende a disfrutar lo que tienes y entonces conseguirás ser feliz.





Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.