jueves, 6 de marzo de 2014

Vida en Común. Hechos 5

Dios siempre ha querido ver a su pueblo como una gran familia viviendo todos de común acuerdo. La unidad es la única forma de llegar a tener poder o ser poderoso. El motor de la sociedad es la familia es por esta razón que la primera que debe aprender de unidad o  a vivir en común a cuerdo.
Dios desde el principio dijo que no era bueno que el hombre estuviera solo. Génesis 2: 18 “dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
El propósito de darle una mujer era darle una familia.
Jesucristo diseño con los primeros apóstoles una forma de vida en común.  Es decir hizo una comunidad. Hechos 4: 32 “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.
El propósito de la vida en común es:
1. Que no haya ningún necesitado. V 34 “Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido.
2. Conseguir con mayor facilidad un propósito o una meta. Eclesiastés 4: 10 “Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante
3. Minimizar gastos y esfuerzo para lograr mayor resultados. Eclesiastés 4: 9 “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo
4. Adquirir mayor poder. Eclesiastés 4: 12 “Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.
El hogar es una comunidad y para que funcione se necesita:
1. Tener un mismo corazón. V 32 a “Y la multitud de los que habían creído era de un corazón” amaban todos por igual lo que se habían propuesto.
2. Tener una misma alma. V 32 b “y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía” tenían un mismo deseo un mismo anhelo.
3. No tener Egoísmo. V 36-37 “Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, 
4:37 como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles.” Ananías fue egoísta. Hechos 5: 3 “Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?
4. Aprender a compartir. 5: 2 “y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles.
5. No ser individualista. Debemos estar de acuerdo en lo que hacemos si queremos tener éxito en lo que hacemos. Amos 3: 3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?
Cuando un hombre y una mujer se unen pasan a ser una sola carne es decir comparten todo. Génesis 2: 24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.
El tener una vida en común no solo tiene que ver con los recursos económicos.
1. Disciplinar a los hijos de manera conjunta
2. Dar amor a todos por igual
3. Nos pertenecemos el uno al otro. 1 Corintios 7: 4 “La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.
Para tener una vida prospera en el hogar debería manejarse un fondo común sin egoísmo. Es decir el esposo debería sumar sus ingresos con los de la esposa. Hacer un presupuesto de gastos. Incluyendo obligaciones por pagar. Reservar un rubro para ahorros para una inversión futura y un rubro para imprevistos. Del remanente que pueda quedar asignarse una cantidad de dinero para los gastos personales de cada uno.
Un ejemplo sencillo de como se podría hacer. El esposo gana mil pesos y la esposa quinientos pesos entre los dos el fondo tendría mil quinientos.
INGRESOS TOTALES
$ 1.500
EGRESOS

Arrendo
$ 200
Servicios
$ 200
Alimentación
$ 300
Ahorros
$ 200
Imprevistos
$ 100
Ropa y otros Gastos
$ 200
TOTAL EGRESOS
$ 1.200
EXCEDENTE
$ 300

DEL EXCEDENTE DEBERÍAN REPARTIRSE $ 150.  Para cada uno
No hay duda de que para poder vivir en forma común es necesario despojarse de toda envidia, de todo egoísmo ya que la esencia se llama Compartir Y sobre todo es necesario tener una misma visión. Un mismo sueño.




      


Contribuye con nuestro ministerio. Con tu ofrenda podemos llegar a más personas con el evangelio de salvación. CONTÁCTANOS.