jueves, 19 de junio de 2014

Que estás dispuesto a sacrificar. Hechos 21 - 22.

Todos los seres humanos tenemos ideales o anhelos que queremos alcanzar, esto es perfecto la pregunta es. ¿Qué estás dispuesto(a) a sacrificar para conseguirlo?
Jehová tenía un plan para darnos salvación y vida eterna. Esto suena muy bonito pero no era fácil conseguirlo para poderlo lograr él estuvo dispuesto a sacrificar a su propio hijo. Juan 3: 16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” Jesús estuvo dispuesto a sacrificar su vida con tal de que Jehová cumpliera su propósito de salvación.
 Para conseguir algo y sobre todo algo importante es necesario estar dispuesto a sacrificar algo y Jesús no fue la excepción. Juan 10: 17-18 “Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.  10:18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.
El Apóstol pablo también tenía una misión que cumplir. Hechos 9: 15-16 “El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;  9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.” y el para lograrlo estaba dispuesto a entregar su vida. Hechos 21: 13 “Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, más aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús.
Que propósitos podemos tener. Lograr ser un buen cristiano, un buen estudiante, un buen empresario o un buen esposo o esposa que significaría querer tener un excelente hogar. Cualquier cosa que quieras lograr es necesario aprender a sacrificar algo.
Que se necesita para dar la vida por algo.
1. Tener un Propósito o un ideal. 22: 14- 16 “él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.  22:15 Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído.  22:16 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.” Pablo sabía perfectamente para qué era que Jesús lo había escogido. De manera secular o espiritual. ¿tu si sabes que tienes que hacer? Calentar una silla en alguna iglesia y esperar un milagro eso lo hace cualquiera.
2. Amar ese Propósito. Solo cuando uno ama algo es capaz de defenderlo con todas sus fuerzas. 21: 13 a “Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado
3. No escuchar a personas que no entienden nuestro propósito. V 12 “Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén
4. Mantenerse firme en su Propósito. V 14 “Y como no le pudimos persuadir, desistimos, diciendo: Hágase la voluntad del Señor” no dejes que las circunstancias te alejen de tu propósito.
5. Tener sentido de pertenencia con lo que se hace. 22: 3 “Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros
Dar la vida no es necesariamente morir físicamente; pero si estar dispuesto a morir a lo que más amamos después de ese propósito.
Que es necesario sacrificar para lograr un Propósito.
1. La Pereza. Proverbios 19: 15 “La pereza hace caer en profundo sueño,  Y el alma negligente  padecerá hambre.” hay mucha gente que nunca llaga a tiempo a sus compromisos el sueño no lo deja actuar.
2. El acomodamiento. Josué 1: 7 “Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.” esforzarse es dar más de lo que creo que puedo dar.
3. La glotonería o la Gula. Lucas 21: 34 “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.” la gula no solo tiene que ver con el comer.  Glotonería es el Deseo desmedido por comer u obtener algo. Personas, bienes materiales o afecto, este deseo es tan intenso que para adquirir cualquiera de estas cosas no le importa causar daño a los demás o a sí mismo.
4. Dejar a un lado el Pasado. 22: 4-5 “Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres;  22:5 como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados.” podríamos decir que Pablo en el pasado era el mejor malo, pero ahora quería ser bueno haciendo lo bueno.
5. Estar dispuesto a cambiar las personas tercas nunca pueden avanzar. 22: 10-11 “Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas.  22:11 Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco.
La única forma de que logremos alcanzar algo en la vida sea de manera espiritual o secular es estando dispuestos a sacrificar algo por conseguirlo. Esfuérzate, se valiente con la ayuda de Jesucristo lo podrás conseguir.