jueves, 10 de julio de 2014

Cristo en las Tormentas. Hechos 27-28

Los discípulos de Jesucristo incluyendo a pablo que no estuvo de manera personal con Jesús tuvieron que experimentar y pasar por varias tempestades. Marcos 4: 37 “Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba.
Cada dificultad que se nos presenta en nuestra vida también es una tormenta y muchas veces sentimos que no podemos pasarla. Pablo también tuvo su tormenta. Hechos 27: 20 “Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos.
Jesucristo no va a quitarnos las dificultades lo que él nos promete es que en cualquier dificultad que tengamos el estará con nosotros. Isaías 43: 2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Jesucristo lo que hace es entrenarnos para la batalla de cada día. Salmo 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;
Como prepararnos para la tormenta.
1. Calculando los gastos o previendo las dificultades que podemos tener. V 10 “diciéndoles: Varones, veo que la navegación va a ser con perjuicio y mucha pérdida, no sólo del cargamento y de la nave, sino también de nuestras personas.
2. No resistiéndonos cuando sabemos que estamos en desventaja. V 15 “Y siendo arrebatada la nave, y no pudiendo poner proa al viento, nos abandonamos a él y nos dejamos llevar.” no le lleves la contraria a las personas tercas e insensatas.
3. Desechando las cargas innecesarias. V 19 “y al tercer día con nuestras propias manos arrojamos los aparejos de la nave.” que cosas no son necesarias en tu vida.
4. Escuchando un buen consejo de parte de Dios a través de personas sabias. V 21 “Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida.
5. Siempre pensando de manera positiva no importa las circunstancias. V 22 “Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave.” Una actitud positiva es de mucha ayuda en momentos de crisis.
6. Confiar y creer siempre en Jesucristo. V 23-25 “Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo,  27:24 diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.  27:25 Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.
7. No huyendo de los Problemas. V 30-31 “Entonces los marineros procuraron huir de la nave, y echando el esquife al mar, aparentaban como que querían largar las anclas de proa.  27:31 Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: Si éstos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros.
8. Conservando la calma y dando siempre testimonio de nuestro Dios. V 34-35 “Por tanto, os ruego que comáis por vuestra salud; pues ni aun un cabello de la cabeza de ninguno de vosotros perecerá. 
27:35 Y habiendo dicho esto, tomó el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiéndolo, comenzó a comer.” Dios nos manda a quedarnos quietos esto no significa inactividad, significa actuar con tranquilidad. 2 crónicas 20: 17 “No habrá para qué peleéis vosotros en este caso: paraos, estad quedos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, que Jehová estará con vosotros.
El actuar con calma nos hace pensar con más claridad. V 36-38 “Entonces todos, teniendo ya mejor ánimo, comieron también.  27:37 Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis.
27:38 Y ya satisfechos, aligeraron la nave, echando el trigo al mar.” los problemas no deben llevarnos a la muerte. Con problemas o sin ellos la vida debe continuar.
9. Siendo recursivos. Siempre hay algo que nos puede servir para salir a delante. V 44 “y los demás, parte en tablas, parte en cosas de la nave. Y así aconteció que todos se salvaron saliendo a tierra.
10. Cree que todas las cosas son para bien así no lo parezca. 28: 3-4 “Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano. 
28:4 Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir.
11. Sacude el problema y tu imagen cambiara. 28: 5-6 “Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció.  28:6 Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; mas habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios.
12. Nunca dejes lo que tienes que hacer llevado por las circunstancias. V 23-24 “Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas.  28:24 Y algunos asentían a lo que se decía, pero otros no creían.” solo las personas de compromiso logran conseguir sus sueños. V 30- 31 “”
Cristo se deja conocer en las tormentas, cuando la gente te diga y donde estaba tu Dios cuando tu embarcación se hundió. Ten la certeza de que el estaba contigo es por esto que lograste salir de esa dificultad en tu  vida.