jueves, 2 de octubre de 2014

La Unidad la mejor Estrategia. 1 corintios1.

Hay muchas personas que lo tienen todo son ricos en todo no les hace falta nada. Este era el caso de la iglesia de corinto. V 5-7 “5porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; 6así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, 7de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo
Muchas veces conseguir lo que anhelamos es relativamente fácil ya que contamos con la bendición de Dios. V 4 “Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús
Con mucho esfuerzo podemos llegar a la cima de nuestro sueño lo difícil es mantenernos en esa cúspide. Hay muchos empresarios que después de escalar muy alto han caído de manera estrepitosa. Nuestra cima no puede ser solo dinero, nuestra cima nuestro gran logro puede ser tener un excelente hogar, ser muy buen estudiante o el mejor empleado. Etc.
Como mantenernos en la cima y no caer.
1. Hablar una misma cosa. V 10 a “Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa,”  cuando como padres tienes que tomar una decisión tus hijos ¿Si escuchan una sola voz? Si el padre dice una cosa y la madre otra cosa muy pronto se perderá el respeto de sus hijos. Antes de emitir una orden sería bueno que primero los padres se pongan de acuerdo.
2. No tener división. V 10 b “y que no haya entre vosotros divisiones” división significa dos visiones diferentes. Dos maneras de pensar. Cada uno anhelar algo diferente. Si dos personas están empujando un carro el uno Asia adelante y el otro Asia atrás nunca van avanzar.
3. Mantenerse Unidos en una misma mente y en un mismo parecer. V 10 c “sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
Dios envía su bendición cuando hay unidad. Salmos 133: 1-3 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía! 133:2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 133:3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición,
Y vida eterna” el espíritu de Dios se manifiesta en la unidad. Hechos 2: 1 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.” juntos pero unánimes. Pueden estar varias personas juntas pero pensar cada una de manera diferente. Ser unánime es tener un mismo sentir un mismo propósito.
4. Buscar un motivo de unidad. En lo espiritual lo que nos une es la palabra. V 18 “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” en lo secular debemos buscar un propósito en común. Por lo general la amistad es mucho más fuerte que el matrimonio porque han logrado establecer unidad en propósitos.
5. No creernos más de lo que somos. El orgullo ha sido motivo de fracaso para mucha gente que se creía exitosa. V 26-28 “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;  1:27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;  1:28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,
Beneficios de la Unidad.
1. Se tiene mayor ganancia. Eclesiastés 4: 9 “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.
2. Se ayudan mutuamente. 4: 10 “Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante
3. Se protegen del frió. V 11 “También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo?
4. Se defienden mutuamente. V 12 “Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.
El ser humano no fue hecho para vivir aislado por esta razón es necesario aprender a vivir en verdadera unidad. Solo teniendo un mismo propósito podemos avanzar en lugar de retroceder.