jueves, 16 de octubre de 2014

Sin servicio no sirves. 1 corintios 3.

El servir es uno de los actos más nobles del ser humano podemos ser útiles en cualquier circunstancia de nuestra vida. El verdadero servicio es una forma de vida y no solo un evento fugaz.
Hay una frase muy cierta en el mundo: el que no vive para servir no sirve para vivir.
Jesucristo lo tenía muy en claro. Mateo 9: 36-38  “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. 9:37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. 9:38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.
En lo secular o en lo espiritual siempre ha sido más el trabajo que los trabajadores. Jesucristo decía somos pocos pero hacemos las cosas como mi padre quiere.
Jesucristo mostro con su ejemplo que lo que verdaderamente da sentido a la vida de una persona es el servir. Mateo 20: 28 “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
El servicio oxigena nuestra vida, nos saca de la rutina y de la monotonía. Servir es entregarse a una persona o a una causa, servir es tener un estímulo o un motivo para  seguir viviendo.
Cuando te sientes útil experimentas mucha satisfacción. Dios quiere que sirvamos y seamos útiles por eso nos doto de dones y talentos.
El conformismo y  la pereza son enemigos del buen servicio.
Características de una persona de servicio.
1. Debe tener madures espiritual y emocional. V 1 “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo” esto solo se consigue a través del conocimiento y el saber que quiere.
2. Vive en Unidad, no hace las cosas solo por quedar bien con los demás. V 3-4 “porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?  3:4 Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?” o solo porque los demás lo hacen.
3. Está convencido que lo que le sucede es por Dios y no por su capacidad. V 6-7 “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 3:7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.” si tú crees que tienes el respaldo de Dios no luches por hacerlo en tus fuerzas.
4. Se gana la recompensa no la mendiga. V 8 “Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.” hay personas que no hacen nada pero quieren grandes ganancias. El verdadero siervo hace más de lo que le mandan. Esta dispuesto a caminar la milla extra. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
5. No hace lo que quiere, hace lo que le mandan. V 11 “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.” una persona de servicio se caracteriza por estar bajo sujeción.
6. Esta seguro de su trabajo y lo pone a prueba. V 13-15 “la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.  3:14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.  3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.” no le da miedo que pongan a prueba lo que hace. Los frutos lo respaldan.
7. Se Cuida como para Dios. V 16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?” el verdadero siervo sabe que no se pertenece a sí mismo.
8. Es Humilde no se cree más que los demás. V 18-19 “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 
3:19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la astucia de ellos.” la base fundamental para el servicio es la humildad. Saber que tiene mucho para enseñar pero también mucho por aprender.

El corazón de los demás no se lo puede conquistar a la fuerza. El servicio hace que se encuentre gracia en los demás. El servicio abre puertas y genera oportunidades.